Horarios del Museo
Lunes a Domingo
de 10:00 a 18:00 horas
@MuseoAcuarelaDF
Museo Nacional de la Acuarela Cd. de México
Admisión
Entrada Libre


Visitas guiadas
5554-8359
Envíanos un mail
INICIO / SOBRE-EL-MUSEO / LA-ACUARELA-EN-MEXICO

La pintura al agua fue el medio empleado por los Tlacuilos para la elaboración de códices en el mundo precortesiano; son excelentes ejemplos, entre otros, el Colombino, el Selden, el Bodley y el Borgia. Durante la Colonia privó el óleo, aun cuando la acuarela se conservó en la decoración de muros y en la iluminación de estampas, naipes y libros de coro; para resurgir, asociada a la litografía, en la tercera década del siglo XIX. La transparencia y luminosidad de su colorido sirvieron admirablemente al recién descubierto arte de la estampación mecánica. Litografías y grabados fueron coloreados con ésta técnica.

Mas tarde, la pintura al agua se generalizó en los testimonios plásticos de los artistas viajeros y las miniaturas sobre marfil. Algunos maestros de la Academia de San Carlos, sin embargo, en especial Pelegrín Clavé y Eugenio Landesio, enseñaron a sus alumnos a servirse del procedimiento para estudios de figura y paisaje, habiéndose distinguido entre ellos Felipe S. Gutiérrez, Félix Parra y Leandro Izaguirre.  Usaron también, con cierta frecuencia la acuarela, los pintores Casimiro Castro y José María Velasco y ya en el siglo XX, Saturnino Herrán, Diego Rivera, José Clemente Orozco, Alfredo Ramos Martínez, Ignacio Rosas, Eduardo Solares y muchos otros.

Los primeros acuarelistas, así considerados porque consagraron sus mejores empeños a éste género, fueron Severo Amador, Manuel M. Ituarte, Gonzalo Argüelles Bringas y Pastor Velásquez, todos ellos,  pintores de fines del siglo pasado y principios del presente.  En la década de los cuarenta cobraron fama Ignacio M. Beteta, discípulo de Solares, Cristina Romero y Agapito Rincón Piña, alumnos de Argüelles Bringas; Vicente Mendiola, formado al lado de Ituarte y Carmen Jiménez Labora.  Mientras tanto, en el taller de Pastor Velásquez, profesor de acuarela de la Escuela Nacional de las Artes Plásticas desde 1935, se adiestraban en esa técnica Alfredo Guati Rojo, Gustavo Alaníz, Jesús Ochoa, Rafael Muñoz López, Leopoldo Macías y Manuel Arrieta, quienes más tarde, convocados por el Instituto de Arte de México, concurrieron en 1957 con algunos otros al primer Salón de la Acuarela, que desde entonces se ha venido celebrando todos los años, en el Museo Nacional de la Acuarela. En 1960 se crearon los premios que estimulan la creación en este género.

El maestro Alfredo Guati Rojo fundó la Sociedad Mexicana de Acuarelistas en el año de 1964, que hoy representa lo más sobresaliente en lo que a la acuarela contemporánea se refiere. 

LA TÉCNICA DE LA ACUARELA

 La acuarela es una pintura realizada con pigmentos disueltos en agua. La característica que distingue a la acuarela es su transparencia; la superficie del papel resulta visible a través de sus finos colores, creando un efecto velado, muy diferente del grosor y opacidad de la pintura al óleo y de otros pigmentos disueltos en aglutinantes de mayor densidad.

Las acuarelas se obtienen por cohesión de pigmentos secos en polvo mezclados con goma arábiga, que se extrae de la acacia y que solidifica por evaporación, pero que es soluble al agua. Las acuarelas en estado sólido, se disuelven en agua y se aplican sobre el papel con un pincel.

Es importante señalar que la calidad de los materiales contemporáneos permite una permanencia al color a través del tiempo. 


LOS MATERIALES

Pigmentos

La mayor parte provienen de tierras, minerales y extractos vegetales. Los colores conservan aun el nombre de la materia prima que les dio origen: azul cobalto, amarillo cadmio, verde cromo, son nombres que permiten inferir el origen mineral de estos pigmentos. En otros casos, nos hablan del primer lugar dónde fueron extraídas en Italia:
tierra de Siena, tierra de Umbría, tierra de sombra natural, rojo de Venecia, amarillo de Nápoles, entre otros.

Papel

Se utiliza para la acuarela un papel hecho en su totalidad de algodón, ya que es una fibra que posee una gran estabilidad frente al pigmento y una importante capacidad de absorción. 

Pinceles

Su característica principal es la de contener cierta cantidad de agua, que pueda transportar el pigmento al papel, con la facilidad de hacer punta a la vez; esto quiere decir que es un pincel que permite lograr exactitud en el trazo, aun siendo portador de varias gotas de pintura. Se utilizan pinceles de pelo de diferentes animales,  se dice que los mejores son los de pelo de marta cibelina, dentro de los cuales, los mas apreciados son los de marta virgen,  de aproximadamente 11 meses de edad; que se obtienen de una parte de la cola.



Registro de Visitantes
Recibe información en tu e-mail de exposiciones y eventos del Museo

*Nombre:

*Email:

Comentario:

Código de Seguridad:

* Campos obligatorios

De conformidad con la ley federal de protección de datos personales en posesión de los particulares, se le informa que sus datos personales se encuentran protegidos. No serán divulgados, ni utilizados para fines ajenos a la operación y difusión de las actividades propias del Museo Nacional de la Acuarela.
Si por alguna razón no desea recibir estos correos, por favor escríbanos a avisos@acuarela.org.mx

Salvador Novo No. 88 Col. Barrio de Santa Catarina, 04000 México, D.F.
Tel. (+52 55) 5554 1801 - (+52 55) 5554 8359 / Fax (+52 55) 5554 1784 avisos@acuarela.org.mx
Derechos Reservados Museo de la Acuarela 2010